Clásicos Románticos

Dentro de los clásicos de la literatura podemos encontrar todo tipo de libros y, entre ellos, los románticos. Por ello, con curiosidad, he investigado qué libros a lo largo de la historia se han publicado y correspondan a los clásicos de la literatura.

  • Romeo y Julieta de William Shakespeare.
  • Orgullo y Prejuicio de Jane Austen.
  • Cumbres Borrascosas de Emily Brontë.
  • Jane Eyre de Charlotte Brontë.
  • Madame Bovary de Gustave Flaubert.
  • Como agua para chocolate de Laura Esquivel.
  • El fantasma de la ópera de Gastón Leroux.
  • Lo que el viento se llevó de Margaret Mitchell.
  • El amor en los tiempos de cólera de Gabriel García Márquez.

De esta lista sólo me he leído Orgullo y prejuicio, Como agua para chocolate y Lo que el viento se llevó y todas estas novelas me gustaron. Me gustaría leerme Los libros de las hermanas Brontë y El fantasma de la ópera, así que espero hacerlo pronto.

Debemos dejar de tenerle miedo a los clásicos (le dijo la sartén al cazo) porque son libros perfectamente normales y, en la mayoría de los casos, entendibles.

¿Cuál es tu clásico favorito?

Reencuentro en la librería

Daniela se acercó a la estantería de la librería muy despacio. Los movimientos que hacían sus pies eran tan precisos que parecían ir a cámara lenta. Pasó los dedos sobre el lomo de los libros con sumo cuidado, no quería que se estropearan.

Paseó la vista por cada uno de los estantes que había a su alrededor y se dirigió a la sección de la novela de terror. Con un libro de Stephen King en las manos, sintió que había alguien detrás de ella. Miró de reojo a su derecha, pero no vio nada ni a nadie. El dependiente de la librería permanecía ante el mostrador y Daniela era la única clienta que quedaba en la tienda.

La yema de unos dedos se posaron sobre su cuello con delicadeza y se deslizaron sobre su hombro provocándole un incomprensible cosquilleo. Daniela expulsó lentamente el aliento que había estado reteniendo sin darse cuenta. ¿Quién era la persona que la estaba tocando? ¿Acaso la conocía? ¿Con qué derecho? El primer instinto de Daniela era salir corriendo no sin antes darle una bofetada a la persona que se había atrevido a acosarla.

Sin embargo, se quedó quieta, esperando. La mano desconocida siguió descendiendo hasta llegar a su redonda cintura. Daniela notó a su corazón latiendo muy deprisa, tanto que no era capaz de contar los saltos que daba por segundo. Decidió que el momento de girarse ya había llegado. Se moría por saber quién estaba detrás de ella.

Dejó la vista fija en el suelo y dio media vuelta sobre sí misma sin despegar las manos del libro. Al detener su movimiento, Daniela veía unos zapatos que debían pertenecer a la persona que la tocaba, pero su imagen estaba difusa. Los ojos de Daniela ascendieron hasta detenerse en la cara de quién la tocaba. Dejó caer el libro con un estruendo al suelo y se cubrió la boca con las manos.

El fantasma de su difunto novio la observaba con ojos tristes. Aún llevaba el traje de la boda que no tuvieron ocasión de terminar de celebrar. Un sollozo se escapó de su garganta y las lágrimas se deslizaban por su mejillas. Intentó tocar la mano del fantasma, pero su humano cuerpo la traspasaba sin ningún esfuerzo. El ser incorpóreo le dio un beso en la frente y se alejó de ella hasta desaparecer.

Daniela no podía moverse y tampoco quería que la volviera a abandonar, pero sabía lo que estaba haciendo. Se estaba despidiendo por última vez y le daba la oportunidad de recomponer su vida.

Libros favoritos llevados al cine

Soy una fan aférrima de las series pero también lo soy de las películas, sobre todo de las películas basadas en libros y se me ha ocurrido que sería una buena idea hacer una lista de libros que me encantan y han sido llevados al cine. Así que, ¡allá vamos!

  • El silencio de los corderos de Thomas Harris.
  • El resplandor de Stephen King.
  • Los hombres que no amaban a las mujeres de Stieg Larsson.
  • Carrie de Stephen King.
  • Psicosis de Robert Bloch.
  • Orgullo y prejuicio de Jane Austen.
  • Lo que el viento se llevó de Margaret Mitchell.
  • Matar a un ruiseñor de Harper Lee.
  • Mujercitas de Louisa May Alcott.
  • Asesinato en el Orient Express de Agatha Christie.
  • Capitanes intrépidos de Rudyard Kipling.
  • El retrato de Dorian Gray de Oscar Wilde.

No quiero poner de qué va cada libro/película porque sería copiar el texto de Wikipedia y no me parecería justo. Prácticamente todos son libros bastante antiguos, pero creo que eso hace que me gusten todavía más.

Decidme en comentarios cuáles son vuestros libros favoritos llevados a la gran pantalla. Estoy deseando saberlo.

Un beso gigante y nos vemos la semana que viene.

Beneficios de la lectura

En las últimas semanas me ha dado por pensar mucho en la lectura y lo que nos aporta en nuestra vida cotidiana, tanto a corto como a largo plazo. Es por ello que se me ha ocurrido investigar sobre los beneficios que tiene la lectura. Aunque sé que es un tema que está muy usado por todo el mundo, a mí me hace especial ilusión hacer una entrada en el blog de este clásico tema.

¡Vamos a ello!

  1. Mayor inteligencia emocional. Como dije hace un par de semanas en uno de los posts del blog, la lectura nos permite empatizar con distintos tipos de personajes al experimentar los sentimientos que describen.
  2. Mejor vocabulario. Nos proporciona la posibilidad de establecer una conexión entre unas palabras y otras. Cuanto más leemos conocemos una mayor cantidad de vocabulario.
  3. Conocimiento del mundo y cultura general. Con cada nuevo libro que leemos adquirimos nuevos conocimientos que se quedan en nuestro cerebro con mayor facilidad.
  4. Mejora de la ortografía. Cuanto más vemos una palabra escrita con más fuerza la memorizamos y será más sencillo recordarla cuando nos pongamos a escribir.
  5. No más estrés. Este es un efecto que yo noto de forma inmediata. En cuanto me pongo a leer me relajo tanto que comienza entrarme sueño a los diez minutos. Mi recomendación si tienes insomnio es que leas justo cuando estés en la cama y a punto de dormir, verás que el sueño llega antes de que te des cuenta.
  6. Pensamiento crítico. Al leer más, nos encontramos con más problemas y eso nos permite posicionarnos frente al conflicto al saber los pensamientos y las opiniones de los personajes.
  7. Diversión y entretenimiento. Creo que este es uno de los beneficios más importantes y es que es un hobby en el que sólo tenemos que usar nuestra imaginación.
  8. Entreno del cerebro. Al leer un libro ayudas al cerebro a que lleve a cabo sus funciones de una manera correcta. Es decir, leer es al cerebro lo que el deporte es al cuerpo.
  9. Patrones de sueño saludables. Esto es lo que me pasa a mí. Cuando tienes el hábito de leer antes de ir a dormir, cada vez que coges un libro para leer el cerebro recibe la señal de que es el momento de descansar. Esto hace que duermas profundamente y despiertes de forma más relajada.
  10. Disminuye el riesgo de padecer Alzheimer. Leer aumenta la fuerza de los tejidos del cerebro ya que está constantemente siendo estimulado, lo que ayudará a prevenir enfermedades como el Alzheimer. Esta actividad estimula al cerebro de tal forma que sus células se conectan y crecen.
  11. Aumenta la concentración. Fomenta la concentración a la hora de llevar a cabo otro tipo de actividades. Además desarrolla la objetividad y la toma de decisiones.

Estos son los mayores beneficios que tiene la lectura a grandes rasgos. También me gustaría decir lo que la lectura significa para mí. Los libros son mi vía de escape, un lugar en el que no tengo que preocuparme de nada. Puedo ser una mujer o un hombre de cualquier edad o nacionalidad. Puedo vivir millones de sensaciones y de aventuras que, lo más seguro, es que nunca pueda llegar a vivirlas en las vida real.

¿Qué es la lectura para vosotros?

Los libros y la empatía

Hola a todos una tarde más. Hoy os traigo un post que es una mezcla de reflexión y un poco de curiosidad e investigación. Con esto de estar confinados y tener más relación con las personas con las que vivimos me he dado cuenta de algo. Yo leo bastantes libros, soy una persona empática y eso me ha hecho preguntarme si la lectura puede estar relacionada con el desarrollo de la empatía.

Así que he pensado que sería interesante compartir la información que he encontrado con vosotros.

Lo primero que he encontrado es que la respuesta a mi pregunta es SÍ, la lectura nos hace ser más empáticos y nos hace tener una mejor comprensión social. El motivo es, sobre todo en los libros de ficción, que nos permite explorar la vida de otras personas, sus emociones y sus motivaciones. Novelas con tramas y personajes complejos potencian nuestra comprensión social.

La lectura y la empatía se relacionan de tal manera porque hacen que reflexionemos sobre los convencionalismos, los estereotipos y los prejuicios para poder meternos en el mundo interno de los personajes, comprendiéndolo y empatizando de tal manera con él que llegamos a identificarnos con sus pensamientos y opiniones. Por ello, los lectores acaban adquiriendo competencias para saber qué hay detrás de ciertos comportamientos:

  • Empatizar mucho más.
  • Entiender
  • No discriminar
  • Estar alerta.
  • Ser más hábiles para entender la compleja psicología humana.
  • Desarrollar la reflexión
  • Conectar mucho más con las personas que nos rodean para entenderlas
  • Evolucionar espiritualmente

Una vez dicho todo esto, me gustaría dar mi opinión. La lectura me ha permitido experimentar muchas sensaciones que en la vida real aún no me experimentado: miedo, enfado, rabia, placer, temor, felicidad, alegría…He sido capaz de comprender a cientos de personajes y, sin embargo, en mi día a día he visto a personas que no son capaces de comprender ni siquiera a la persona que tienen al lado. ¿Soy un bicho raro por eso? No, no lo soy. Simplemente es que tengo la empatía bastante desarrollada y puede que sea capaz de comprender cosas que el resto de personas no puede.

Creo que gracias a la información que he encontrado (y a lo que he leído) ahora mismo me comprendo un poco más a mí misma. Me he dado cuenta de que la persona que soy en este momento es consecuencia de todos los libros que he leído a lo largo de mi vida.

Para terminar os quiero recomendar otro libro de Amazon poco conocido que, no es que me haya entusiasmado, pero creo que si os gustan las historia con un toque de fantasía os puede interesar.

¿De dónde he sacado esta información?

https://www.lavanguardia.com/ciencia/cuerpo-humano/20160719/403334437827/leer-ficcion-desarrolla-empatia.html

https://lamenteesmaravillosa.com/lectura-y-empatia-lectores-mas-empaticos/

La persona de la cerilla

Me quedé parada delante de la librería. Vi el último libro de Stephen King entre la humareda de novelas que lo rodeaban. Sentí un pequeño escalofrío que me recorría toda la columna, desde la base hasta las cervicales. Empujé la anaranjada puerta para entrar en la librería.

Todas las estanterías estaban vacías, parecía que un vendaval había pasado y no había parado hasta conseguir arrasar con todo lo que había encontrado a su paso. No paré de recorrer pasillo tras pasillo, pero no encontraba nada distinto, estaba todo vacío y sin una señal de vida. Volví al escaparate y también habían desaparecido los libros que había visto desde el exterior. No lograba entender absolutamente nada. Posó su mano derecha sobre el mostrador, donde debía estar el dependiente de la librería, y se esforzó en concentrarse.

Por su mente pasaron una serie de imágenes, cada una peor que la anterior. Veía que había fuego por todas partes, alguien tenía una cerilla en la mano y estaba quemando los libros, un hombre y una mujer intentaban detenerlos pero debía tener algún poder fantástico, ya que no conseguían pararlo. La cabeza comenzaba a dolerme por el esfuerzo, las imágenes eran demasiado fuertes para mi cuerpo y mi mente. Los libros se convirtieron en cenizas y cada persona que entraba en la librería esa la persona de la cerilla se encargaba de matarla. Abrí los ojos de golpe asustada. Mi respiración se había agitado y sólo me dejaba pensar en que tenía que salir de allí antes de que la persona de la cerilla volviera. Al intentar abrir la puerta una corriente me recorrió el brazo. No podía salir de la librería. Estaba atrapada.

La persona de la cerilla estaba en la librería con ella.