¿Te lo esperabas?

Te voy a contar una breve historia en la que los personajes buenos no existen, pero los malos tampoco. No existe distinción entre el cielo y el infierno, todo el trabajo lo tendrás que hacer tú, querido lector, así que allá va.

Erase una vez un cura que un día al levantarse como de costumbre notó que no le apetecía preparar el sermón para la misa del domingo, tampoco quería escuchar los pecados de los fieles que buscaban consuelo en el perdón del señor, decidió que lo que realmente quería era ganar dinero, mucho dinero, tanto que no le cupiera en los bolsillos. Con esto en mente, se vistió cogió todo el dinero que encontró en la iglesia de las donaciones y salió de la misma. Le llevó un poco de tiempo, pero con paciencia logró montar una empresa cuya actividad consistía en ayudar a personas que no disponían de medios para sobrevivir. Sin embargo, lo que en realidad hacía era convencer a los que acudían a él para que le dejaran el dinero que tenían y no volvían a ver al cura, quedándose a dos velas.

Un día llegó a su despacho una mujer con el cuerpo lleno de moratones, pidiéndole protección ya que su marido la buscaba. Como de costumbre le volvió a pedir dinero y le ofreció un hotel para pasar un tiempo del que era dueño. Al atardecer, justo antes de irse a casa, sonó el teléfono.

– ¿Diga?

– ¿Es el padre Rafael?

– Lo era. ¿Quién llama?

– Soy el marido de la mujer que ha ido esta mañana a su despacho. Quiero saber dónde está. – dijo el hombre con un tono imperativo y amenazador. Sin embargo, el cura no temía a nadie.

– Disculpe, pero su mujer ha venido a mi para pedirme ayuda, así que no pienso decirle dónde se encuentra. Aunque, podría hacer una excepción si llegáramos a un acuerdo.

– ¿Cuánto quiere?

– Treinta de los grandes – dijo haciéndosele la boca agua.

– En una hora los tendrá.

– A esa hora tendrá la dirección

Al día siguiente había una noticia que recorría todos los periódicos y las cadenas de televisión: una mujer había muerto de un disparo en la cabeza en la habitación de un hotel.