Una búsqueda familiar

Le dio un beso a su reciente conocida hermana en la mejilla y se marchó. Se despidió agitando la mano enérgicamente antes de apartar la vista de la casa. Cathy colocó una tierna sonrisa en su rostro que no podía ocultar de ninguna de las maneras. La búsqueda que tanto tiempo y esfuerzo le había costado al fin dio sus frutos.

Sólo tenía un pequeño peine de madera cuando comenzó a buscar pero, con el apoyo de sus hermanos adoptivos, logró tener la fuerza necesaria hasta que consiguió dar con ella.

La primera vez que quedó con su hermana biológica cara a cara sólo le pidió una cosa a Cathy, quería que hiciera un pacto con ella. Le pedía que, si encontraba al resto de la familia, no les hablara de ella ni de su existencia. Su hermana, le dijo, tenía una vida propia y una verdadera familia, la que la había criado. Cathy no pudo hacer más que aceptar su petición.

Comprendía los sentimientos que tenía su hermana. Al fin y al cabo, ella había sentido lo mismo. Sin embargo, tenía la esperanza de que cambiara de opinión en un futuro no muy lejano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s