Cometer errores

Algo que tenemos los humanos y no podemos evitar hacer es cometer errores. Es una cosa muy natural, lo hacemos cada día, en cada decisión que tomamos y hay personas que incluso lo hacemos varias veces al día.

Sin embargo, cometer errores no lo consideraríamos algo tan malo si no nos castigáramos por hacerlo. Desearíamos volver atrás en el tiempo y cambiar lo que hemos hecho, las decisiones que hemos tomado. Pero el tiempo es una de las cosas que no podemos cambiar por mucho que lo deseemos, por suerte o por desgracia.

Yo soy una de esas personas que comete al menos diez errores al día y no hace más que repasarlos en su cabeza una y otra vez hasta casi volverse loca. Ahora intento controlar esos tóxicos pensamientos, pero hace unos años casi me daba vergüenza salir de casa y lo pasaba realmente mal. En los últimos años he conseguido cambiar en un 80% esa parte de mí, pero en algunos momentos esos obsesivos pensamientos consiguen estropearme el día. Es por ello que hoy os traigo esta extraña reflexión.

Debemos permitirnos cometer errores, tener fallos porque lo importante no es el haberlos cometido sino preguntarnos si actualmente volveríamos a hacer lo mismo. Podríamos aplicarlo a la escritura. Imaginemos que publicamos nuestra primera novela sin corregirla porque pensamos que nuestro manuscrito es perfecto y maravilloso (SPOLIER: el primer borrador nunca es perfecto y maravilloso), la vida sigue, hacemos cursos de escritura, leemos diferentes blogs, escuchamos podcasts de escritura y terminamos de escribir el borrador de nuestra segunda novela.

Con los conocimientos que tenemos en ese momento, nos acordaremos de los errores que cometimos en la primera novela e intentaremos no repetirlos. ¿Entendéis lo que os digo? Tenemos que centrarnos en no repetir los errores, no en fustigarnos sobre lo que hicimos en el pasado ya que no podemos cambiarlo.

En mi caso personal, aún tengo que trabajar en ese tipo de pensamientos tóxicos y dañinos porque son esas cosas las que no nos dejan vivir plenamente.

Esto ha sido todo por esta semana. Espero que os haya gustado mi reflexión y dejadme en los comentarios del post si este tipo de pensamientos os suelen atormentar a menudo.

Os deseo que tengáis una maravillosa semana y os leo el próximo lunes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s