El síndrome del impostor

Toda persona que se dedique a la escritura sabe el vaivén de emociones que es crear una historia: a veces piensas que tu historia es la mejor del mundo y otras que deberías tirarla a la basura. Esto último es lo que se suele conocer como el síndrome del impostor.

El síndrome del impostor puede definirse como el malestar emocional asociado al sentimiento de no merecer su posición a nivel laboral, académico o social. Aplicado al ámbito de la escritura, consiste en el miedo reiterado de que las personas que lean nuestras historias piensen que somos un fraude como escritores, confirmando nuestros peores temores. Suele tener que ver con la baja autoestima y el pobre autoconcepto que el individuo tiene de sí mismo.

Pero, ¿cuáles son sus síntomas?

  • Creer que no mereces los logros obtenidos.
  • Falta de confianza.
  • Miedo a que descubran tu fraude.
  • Inseguridad en el ámbito académico, laboral o en redes sociales.
  • Expectativas de fracaso ante situaciones que se habrían superado con éxito.
  • Reducción de la motivación a consecuencia de la falta de confianza.
  • Emociones negativas sin causa aparente.

Sin embargo, a pesar de estos consejos, muchos escritores afirman que el síndrome del impostor nunca se llega a superar. El miedo a la decepción y a que la gente descubra que eres un “farsante” siempre sigue ahí. Pero, yo creo que es algo con lo que hay que aprender a vivir y que, con el tiempo, se va asumiendo.

En mi (corta) experiencia debo decir que también he experimentado el síndrome del impostor: en la fase de corrección de una novela, cuando la gente empieza a leer tu novela y a comprarla. Uno de los momentos en los que lo sentí con más intensidad fue cuando una de mis amigas se lo leyó. Fue un momento de mucho nerviosismo, como si tuviera miedo de que se diera cuenta de que lo que escribía no valía ni para estar escondido.

De esto quiero sacar la siguiente reflexión que debo aplicarme más a mí misma: si escribimos una historia, tenemos que hacerlo porque nos guste a nosotros y no para que le guste al resto del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s