Juegos en el agua

Salí de la casa por la puerta de cristal que daba a la piscina y me quedé maravillada al observar el agua. Me encantaba el color celeste del agua de la piscina y el olor del cloro. Por cosas del destino, era un día muy caluroso y tenía muchas ganas de pegarme un chapuzón, pero no había traído mi bikini a casa de Israel.

-¿Te gusta la piscina? -me preguntó él abrazándome por detrás.

-Me encanta. Dan ganas de darse un baño.

-Podrías hacerlo.

-No he traído bañador.

-Eso no es ningún problema. Estoy deseando poder verte desnuda -Israel me mordisqueó suavemente el cuello provocándome unas deliciosas cosquillas.

Me mantuve en silencio aguantándome las ganas de reír a carcajadas y me separé de él un par de metros. La sonrisa en mi rostro aumentaba conforme mis manos se iban acercando a los botones de mi blusa roja. Dejé que mi prenda desabotonada se deslizara por mis brazos y aterrizara en el césped. Mientras bajaba mis pantalones de la forma más sensual que pude, observé como Israel me devoraba con la mirada, deseando que le diera permiso para acercarse a mí y poseerme.

Sin embargo, no lo hice. Aún no era el momento. Me deshice de mi ropa interior con rapidez y le miré a los ojos una última vez antes de tirarme a la piscina. Nadé un par de metros disfrutando de la sensación del agua fresca en contacto con mi piel y los rayos de sol aterrizando sobre mi cabeza. De repente, noté que alguien también había saltado a la piscina y nadaba hacia mí.

-No sabía que nadabas tan rápido -comenté empleando un tono juguetón.

-Aún te quedan muchas cosas por descubrir de mí.

Juegos en el agua

Israel intentó besarme, pero me aparté y nadé hasta el bordillo lo más rápido que pude aunque no lo suficiente como para que no me alcanzara.

-Deberías nadar más a menudo -Israel me acorraló contra el bordillo y acercó su cuerpo al mío. Abrí los ojos como platos al sentir su piel.

-¡Te has desnudado! -exclamé con la respiración ahogada tanto por la sorpresa como por el esfuerzo de nadar.

-Quería ponerme a tu altura.

Acercó sus labios a los míos y me besó introduciendo su lengua en mi boca con ferocidad. Al principio me costó un poco seguirle el ritmo, pero tardé poco en superarlo. Se separó de mí mostrando sus labios hinchados por la presión.

-Te deseo.

-Y yo.

-¿Alguna vez has follado en la piscina?

-No. ¿Y tú?

-Tampoco.

Me animó a abrir las piernas e, instintivamente, rodeé con ellas sus caderas. Esa vez fui yo la lo besé, pero con menos intensidad que antes. Conmigo a cuestas, se desplazó hasta las escaleras que formaban parte de la piscina. Nos sentamos en ellas e Israel agarró su miembro con intención de empezar a introducirlo en mí…pero le detuve.

-Creía… -comenzó a decir confundido.

-No lo haré sin condón.

Ante mi tono sin admisión a réplica, se levantó y entró en la casa para volver a salir cinco minutos después con un paquetito plateado entre los dedos. Se sentó de nuevo en las escaleras y yo me coloqué a horcajadas sobre él. Israel metió la mano entre mis pliegues y acarició mis fluidos con una sonrisa de satisfacción.

Por segunda vez, agarró su miembro cubierto con el preservativo y lo introdujo en mi interior. Mis suspiros y los suyos se entremezclaron acompañando las olas de agua que provocaban el movimiento de nuestros cuerpos. Yo subía y bajaba, sin detenerme. Él me acariciaba uno de los pechos y yo le tiraba del pelo haciendo que su cabeza se inclinara hacia atrás.

Israel llegó primero al orgasmo y aquello no me gustó nada. Yo estaba luchando por conseguir llegar al clímax que había alcanzado él, pero no podía. Agarré su mano descaradamente y la coloqué sobre el centro que tantas veces me había dado placer y lo animé a que me masajeara. Mis gemidos crecían a medida que lo hacía el placer que me estaba dando. Adoré la sensación de tener su miembro en mi interior al mismo tiempo que me frotaba.

Y la sensación llegó. Entonces pensé que haber llegado más tarde al orgasmo había merecido la pena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s