El bloqueo del escritor

Cuando llega el momento de ponerse a escribir puede que te tengas que enfrentar a la página en blanco. No sabes qué poner, cómo empezar el siguiente capítulo o la nueva historia. Estás mirando la pantalla sin pulsar ni una sola tecla durante horas y horas. Te distraes, miras twitter, instagram…todas las redes sociales habidas y por haber y la raya de Word sigue parpadeando. Es el mítico bloqueo del escritor.

Según Wikipedia, sí, no había otra fuente más fiable, el bloqueo del escritor “es la condición, que primordialmente le ocurre a un escritor pero que también se da en otros autores creativos, por la que pierden la capacidad para crear nuevo material creativo o el trabajo sufre retrasos. La condición va desde la ineficiencia para generar nuevas ideas hasta la incapacidad de producir nuevo material por algunos días o en algunos casos hasta por años.

youtuber-2838945_1920

Esto tiene varias causas en las que podemos destacar:

  1. Escribir y editar al mismo tiempo.
  2. Falta de trabajo previo
  3. Compararte con los autores consagrados.
  4. Falta de conocimientos sobre narrativa.
  5. El tema de tu novela no conecta contigo.
  6. Miedo a escribir.
  7. Excesivo perfeccionismo.
  8. Miedo a publicar.
  9. Miedo a ser poco original.
  10. Falta de apoyo de la gente de tu alrededor.
  11. Hablar demasiado de tu obra.
  12. Escribir pensando en críticos o en tendencias de mercado.
  13. Dudas sobre lo escrito.
  14. ¿Merece la pena?

Podría ponerme a contar la de veces que me ha pasado alguna de las causas anteriores, pero sería muy aburrido y sí estás leyendo esto todavía es porque lo que quieres encontrar es una solución a tu bloqueo. Estas son las posibles soluciones que he encontrado:

  1. Deja de escribir y haz otra cosa. Tienes que alejarte de la historia todo lo que puedas y centrarte en otra cosa totalmente distinta. Puedes retomar la historia una semana o dos después y volver a intentar continuar la historia.
  2. Prueba la escritura libre. Esta práctica consiste en escribir todo lo que puedas y durante un corto período de tiempo todo lo que puedas sin prestar atención a que lo que escribas tenga un razonamiento lógico, ni a la gramática ni a la ortografía.
  3. Crea mapas mentales. También podrías hacer la planificación de tu historia, con esto, en cierto manera, sigues construyendo tu historia ya que estás aclarando las ideas que se te pasan por la cabeza sobre la historia.
  4. Cambia de sitio de escritura. Ahora que tenemos que estar más tiempo en casa, yo suelo escribir en una mesa que hay en la entrada de mi casa, en la mesa del salón o en mi habitación. Sin embargo, a mi personalmente me encanta escribir en la biblioteca ya que “te obliga” a estar concentrado e inmerso en la historia sin que puedas distraerte.
  5. Cuéntale a alguien inanimado qué es lo que estás tratando de escribir. Esto lo suelo hacer yo cuando grabo los vlogs de escritura de mi canal, ya que te hace desahogarte de todo lo que te preocupa.
  6. Escribe una entrada en tu blog. Yo lo practico con los microrrelatos, es una manera diferente de escribir y de enfrentarte a la escritura.
  7. Utiliza los disparadores creativos. Son ejercicios en los que se utilizan diferentes elementos aleatorios para crear una historia. Por ejemplo, crea una historia que contenga las palabras armario, auricular, teléfono, bolso y oso.

 

Y hasta aquí llega la entrada de hoy. Creo que los consejos que he encontrado pueden seros muy útiles si sois escritores y sufriis un bloqueo en algún momento de vuestra vida creativa. Os deseo que tengáis una feliz semana.

Webgrafía usada:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s