La enfermedad de la gordofobia

A las personas que somos gordas siempre somos criticadas. Parece que todo el mundo tiene derecho a dar su opinión sobre nuestro físico y que l@s gord@s no podemos quejarnos ni contestar a esos supuestos consejos.

En esta sociedad hay un gran problema, y es que todo el mundo tiene un miedo atroz a engordar, el estar gord@ parece ser el gran dilema mundial por el que tod@s parecen preocuparse porque parece que es un gran problema de salud.

Me gustaría decirles a todas esas personas que critican el peso de l@s demás que el problema lo tienen los que critican, no los que son criticados. Me gustaría decirle a esas personas que estar gord@ no es lo más grave del mundo y que no se van a morir por estar gordos. Me gustaría decirles que lo prioritario en mi vida no es ese número que se muestra en un aparato, sino el que yo me sienta a gusto con mi cuerpo.

Estoy orgullosa de haber llegado a un estado en el que aprecio mi cuerpo tal y cómo es, en el que me da igual las veces que me miren mal por estar gorda, las veces que me digan que tengo que ponerme a régimen o ir al gimnasio, porque ya no me afectan esas críticas y, al igual que he hecho en el pasado, no pienso hacerles caso, ya que no se están preocupando por mi salud, sino que están molestos porque mi cuerpo es gordo, estas personas no son mis médicos, no me han hecho una analítica para ver cómo estoy de salud, no tienen derecho a criticar algo de lo que no tienen ni idea.

Son este tipo de personas las que nunca llegarán a ser felices, las que nunca estarán a gusto con otras personas porque siempre estarán sacándoles defectos físicos y, en ocasiones, son personas muy tóxicas. No voy a dar consejo porque no tengo ningún derecho sobre la vida de nadie. Sin embargo, quiero transmitiros tres palabras: AMAR VUESTRO CUERPO. Cuando seáis capaces de hablar con cariño de vuestro cuerpo habrá llegado un momento en el que os darán igual las críticas de los demás, cómo os miren y los supuestos consejos que os den. Todo esto serán tonterías sin importancia que dejarán de afectaros y podréis llevar una vida plena llena de momentos felices y dichosos.

Yo hace poco que me he dado cuenta de lo que amo a mi cuerpo, y aunque todavía me queda mucho camino por andar, cada pequeño paso que doy es un gran camino recorrido en mi autoestima.

Bss.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s