Recuerdos de ti

Observo el blanco de las cuatro paredes que me rodean. Llenas de esconchones y manchas amarillas, están llenas de recuerdos de mi infancia. Como me escondía en la parte de abajo del armario y me cubría con las mantas mientras observaba como mi abuelo hacía manualidades. Cada cosa que veo me trae un recuerdo a la mente que creía perdido. Ahora, cada mañana cuando me levanto, lo primero que veo es mi estantería llena de libros que mi abuelo tenía guardados. No sé si me gustarán o no, pero les tengo mucho cariño por ser de él.

Tú, que no has parado de guardar y esconder cosas, para que ahora acaben en manos de alguien que ni conoces, que no nos dejabas a tus nietos tocar tus cosas y ahora a mi me encanta tenerlas en mi habitación, porque hace que me acuerde constantemente de ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s