Mi doble y yo

Dicen que todos tenemos un doble en alguna parte pero yo lo tengo a mi lado cada día. Fuimos separados al nacer pero volvimos a encontrarnos al cabo de los años. Al principio fue como mirarme en un espejo invertido: yo con rastras y piercings y mi doble con el pelo pegado con gomina hacia atrás y vestido de pingüino. Con el tiempo nos dimos cuenta de que eramos inseparables, a pesar de ser tan diferentes. Hicimos que nuestras familias se conocieran y ahora nuestras reuniones familiares son gigantescas. En este momento estamos en una de ellas, yo con mis niñas gemelas y mi hermano cuidando de ellas. Abrazo a mi novia mientras admiro el panorama. Conocí a la mujer de mi vida gracias a mi doble, era la hermana de mi gemelo y no me arrepiento aunque en teoría sea mi hermana. Estamos en casa de sus padres, por lo que hay una gran cantidad de cuadros que cuestan una millonada. Observo el tercero, en el que pueden verse los enormes prados del norte de Extremadura. De repente, una sombra pasa tras de mi. Al girarme, veo a una muchacha semitransparente. Se asemeja bastante a mi hermano y a mi. Entonces se desvanece. Mi madre se desvanece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s