Confianza en sí misma

El sol avanza por el cielo, subiendo de altura cambiando las nubes de color.

Sentada en cuclillas, agarrándome las rodillas no puedo evitar sentir tristeza ante los acontecimientos. El hermano de Roger me llevó a un extremo de la casa para “supuestamente” hablarme de algo importante sobre Roger. Pero solo era una excusa para besarme, solo para vengarse de Roger. Me aparté rápidamente, aunque no lo suficiente como para que Roger no nos viera. No me echó la culpa a mi, eso sería el colmo, pero empezó a mostrarse triste y dolido. Es entonces cuando no lo he soportado y me he ido a lo alto de las rocas para observar como el agua choca contra el suelo.

Noto como Roger se sienta detrás de mi y me abraza rodeando mi estómago. Me echo hacia atrás, posando mi cabeza en el hueco de su cuello.

– Siento haberte dado de lado, no ha sido culpa tuya – dice apoyando su barbilla en mi cabeza.

– Gracias, pero no necesitaba que me lo dijeras

Me giro lentamente y nos besamos despacio mientras acaricio su incipiente barba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s